(Selección de Josep Valls).

Huella de Agua

. martes, 29 de marzo de 2011

Por Gustavo Manrique Salas. El pasado martes se conmemoró el Día Mundial del Agua, establecido por las Naciones Unidas para llamar la atención sobre la importancia del agua dulce, un tema al que deben prestar atención todas las empresas.

El 2030 Water Resources Group, un grupo constituido por organizaciones tanto privadas como públicas, se refiere a la escasez de agua como “un creciente riesgo empresarial, una amenaza económica mayor que no puede ser ignorada y una prioridad global que afecta al bienestar humano”.

En este contexto las empresas tienen un importante desafío y representantes de unas 100 compañías incluyendo Nike, PepsiCo, Levi Strauss & Co y Starbucks han tomado la iniciativa de reunirse para debatir el cálculo y la reducción de huellas hídricas por parte de las corporaciones. Esas y otras empresas, junto a una coalición de científicos y agencias de desarrollo, lanzaron la Water Foodprint Network, una agencia internacional sin fines de lucro que ayuda a compañías y a gobiernos a medir y gestionar sus huellas de uso de agua.

Diversos casos recientes demuestran cómo el tema del agua no puede ser ignorado por las empresas. Un reporte del diario The Wall Street Journal publicado por Steve Stecklow el 7 de junio de 2005 contaba como activistas ejercieron una fuerte presión sobre Coca Cola en India, a causa de sus procesos industriales asociados al consumo y tratamiento del agua.

La empresa se puso a trabajar de forma rápida y casi dos años después, el 6 de Junio de 2007, el mismo diario publicó una nota que decía: “Coca Cola, que usó más de 290.000 millones de litros de agua el año pasado en todo el mundo, impulsará sus programas de conservación de agua luego de recibir críticas por la creciente escasez del líquido. Coca Cola mejorará sus procesos de reciclaje y tratamiento de modo que la mayor parte del agua que utiliza quede lo suficientemente limpia para ser destinada a otros usos”. Hoy el tema de agua es parte fundamental de la agenda corporativa de Coca Cola.

Para otras empresas como Nestlé y SAB Miller el Agua es una de sus primeras causas globales. SAB Miller se ha comprometido a mejorar su consumo de agua en un 25% y ha recurrido al concepto “huella de agua” con el fin de conocer la cantidad y la eficiencia del agua usada en todo el proceso productivo, desde el cultivo hasta la distribución. Por su parte, Nestlé anunció que se propone reducir el consumo de agua 15%, como una de sus metas de sostenibilidad al 2012.

La importancia de la huella hídrica es tal, que la organización CDP Water Disclosure ha solicitado a más de 300 grandes empresas globales que notifiquen acerca del uso del agua que llevan a cabo en sus actividades.

Además del Water Foodprint Network, otras iniciativas y herramientas para gestionar el uso de agua son: Análisis del ciclo de vida (Life Cycle Assessment, LCA), Gemi Water Sustainability Planner and Tools y WBCSD Global Water Tool.